Tu Hurón conviviendo con otras mascotas

capítulo V

Su relación con perros y gatos
Su relación con otras mascotas
Su relación con otros hurones

 

Los hurones pueden relacionarse con otros animales de compañía; sin embargo, requiere de ciertas precauciones. En la mayoría de los casos el hurón se llega a adaptar amistosamente y en poco tiempo con muchos animales de compañía, pero es importante que se conozcan gradualmente. Los hurones tratarán de enseñarles a los otros juegos de hurones, correrán e intentarán hacer túneles en el jardín junto con perros y gatos.


 

Su relación con perros y gatos

RELACIÓN ENTRE PERROS Y HURONES: Las reacciones de los perros son muy variables al tener su primer contacto con un hurón. Cuando un perro ve por primera vez a un hurón, se le hace extraña la apariencia y el olor de éste y desconcierta al perro por la panera tan peculiar de moverse. La mayoría de los hurones que jamás han visto a un perro antes, rápidamente lo invitan a iniciar un juego.

Después de que los animales se conocieron puede haber frecuentemente momentos en que el hurón muerda las patas o cola del perro y eche a correr con la finalidad de que inicie el juego. En todos los casos, la convivencia deberá darse bajo supervisión del propietario. A pesar de que muchos perros y gatos puedan llevarse con los hurones, estos son capaces de matar a un hurón y por esta razón, no es adecuado acercar al hurón a perros y gatos desconocidos. Se debe tener precaución con cachorros de perro o razas pequeñas como chihuahueño o yorkshire terrier ya que algunos hurones los llegan a ver como presas.

RELACIÓN ENTRE GATOS Y HURONES: Cuando se introduce un hurón al hogar donde ya hay un gato, el contacto debe realizarse gradualmente protegiéndolo de un movimiento inesperado y observando la reacción del gato. Los hurones y los gatos pueden ser potencialmente compañeros siempre que se les haya dado tiempo para conocerse y ver las reacciones de cada uno.

Si se teme que el gato sea agresivo es conveniente introducir al hurón a una jaula en la que no tenga acceso el gato y dejarlo ahí para estudiar el comportamiento del felino.




Su relación con otras mascotas

RELACIÓN ENTRE ROEDORES (RATONES, HAMSTERS, GERBOS, COBAYOS, CHINCHILLAS) Y HURONES: Debe ser eliminada la posibilidad de que éstos animales puedan convivir con los hurones. Estos pequeños animales pueden convertirse fácilmente en la comida del hurón, incluso los cobayos que son roedores de mayor tamaño.

RELACIÓN ENTRE CONEJOS Y HURONES: Los hurones y los conejos pueden llegar a ser compañeros. Existen familias en Estados Unidos, en donde hurones y conejos duermen juntos. Sin embargo, en todo caso, debe tenerse mucha precaución cuando se introduzca a un hurón al hogar de un conejo, ya que el hurón puede matarlo o lastimarlo severamente en la primera oportunidad.

RELACIÓN ENTRE PECES Y HURONES: Los hurones difícilmente lograrán alcanzar una pecera, sin embargo no olvide su incansable curiosidad. Por esta razón debe tener cuidado que el hurón por medio de sillas o muebles logre alcanzar la pecera. Recuerde que si se cae en ella, será difícil de que salga.

RELACIÓN ENTRE PÁJAROS DE ORNATO Y HURONES: Si el hurón quiere atacar a un pájaro se notará de inmediato. Si se desean juntar se debe estar todo el tiempo supervisando. El hurón puede ignorar al ave, pero seguramente ésta puede estar asustada o sentir curiosidad por el hurón. En ocasiones el ave puede acercarse demasiado al hurón y sufrir agresiones.

RELACIÓN ENTRE GALLINAS Y HURONES: La curiosidad del hurón cuando se encuentra muchas gallinas juntas puede ser desastroso para las gallinas, independientemente de si las agrede o no. el hurón puede jugar y romper los huevos. Se debe tener en cuenta que los hurones son muy ágiles y logran atacar a una gallina fácilmente.

RELACIÓN ENTRE PERICOS Y HURONES: Si se desean juntar, el hurón debe tener un máximo de 7 a 8 semanas. Los pericos son muy curiosos pero cautelosos, por lo que evitarán acercarse demasiado al hurón. Se debe estar supervisando todo el tiempo para evitar accidentes. Si el perico no se acerca al hurón, no podrá interactuar nunca. Existen algunos pericos que han llegado a adoptar a hurones como si fueran sus polluelos, sin embargo, nunca se debe dudar que un hurón sea capaz de lesionar gravemente a una guacamaya o cacatúa enjaulada.

RELACIÓN ENTRE CABALLOS Y HURONES: Los hurones pueden ser grandes compañeros de los caballos, existen reportes en donde el hurón muchas veces está jugando en la pastura en lo que el caballo como y se entretiene observando el juego del hurón. Desafortunadamente existen caballos que se quieren unir al juego y pueden pisar al hurón, por esta razón siempre se debe estar supervisando esta relación.

RELACIÓN ENTRE ERIZOS PIGMEO AFRICANO Y HURONES: No es conveniente que los propietarios de hurones tengan erizos pigmeo africano, o por lo menos no juntos, ya que el hurón al ser un depredador, podría llegar a lastimarlo a pesar de las púas de éste. Es importante señalar que cualquier encuentro desagradable que tenga con un hurón, en el futuro relacionará su olor con una mala experiencia, por lo que si el propietario tiene el aroma del hurón en sus manos al intentar tomar al erizo pigmeo africano, es muy probable que sea rechazado y le sea muy difícil recobrar la confianza del mismo. Otra opción es sacarlo a ejercitarse mientras el hurón está en su jaula.

Al cabo de tiempo acérquelos, cuidando la boca y las garras de su hurón. Al observar las reacciones que presentan ambos, usted sabrá si sigue intentando acercarlos o mejor los mantiene separados.

RELACIÓN ENTRE PETÁUROS DEL AZÚCAR (SUGAR GLIDER) Y HURONES: Esta no es posible, los petáuros son muy nerviosos y los hurones muy curiosos. Es muy importante que no se trate de juntarlos.




Su relación con otros hurones

Si usted adquirió dos hurones al mismo tiempo y de la misma edad no tendrá ningún problema, porque los dos llegaron en el mismo momento a su nuevo hogar.

Pero si usted ya tenía un hurón "viejo" y llegó uno "nuevo", tome en cuenta que el primero deberá soportar las "locuras" de un cachorro.

Aunque un hurón puede vivir solo perfectamente, con la compañía de otro hurón se encontrará mejor, porque podrá divertirse, dormir, comer y pelear con un compañero similar y no así, si se trata de un perro o gato. ¡Siga adelante con su idea!

Si la diferencia de edad es mucha entre sus dos mascotas, el cachorro va a "activar" en la mayoría de los casos al "viejo", aunque de vez en cuando lo saque de quicio.

Si desde un principio no se aceptan, debe de colocar a su nueva mascota donde el "viejo" pueda verlo y olerlo. En el transcurso de una semana, vuelva a intentar el encuentro, ya que por lo general éste será más amigable.

Una vez que la relación sea cordial entre los dos y mientras usted se adapta, coloque dos platos en la jaula, porque si no calcula la cantidad de alimento correcta, ellos se pelearán por la comida. De igual manera pasa con el bebedero.
Observe lo que sucede en la madriguera. Si los dos pueden estar más o menos tranquilos dentro de ella, sus problemas terminaron, pero si no, comience de nuevo el mecanismo de adaptación.

Hay que recalcar que una vez que duerman juntos van a pelear aunque no será brusca-mente, pero si por conseguir el liderazgo. Una vez establecido éste, significa que todo a vuelto a la normalidad.

Si las diferencias de tamaño son muy grandes entre las mascotas, hay que mantenerlas por separado y dejar crecer un poco más al pequeño para que pueda defenderse dignamente y sea respetado por el "viejo" hurón.

Lo mejor que puede usted hacer, es que el día que vaya a comprar otro hurón, usted y su mascota elijan al nuevo integrante de su familia. Si usted ya cuenta con dos hurones: Deténgase unos momentos antes de pensar en un tercero, recuerde que los gastos se incrementarán, la cantidad de heces crecerán y tal vez no sea tan buena opción si lo reflexiona un momento más.