¿Hurones de guardia y protección?

AlmohadaFig 1. Un hurón puede convertirse en la almohada
de otro hurón
.

 

Sí, sí me han hecho esta pregunta una infinidad de veces!!!, sin embargo, yo más bien creería que los hurones son de guardar y proteger más que de guardia y protección…

En vida libre, los hurones son excelentes cazadores que dependen en gran medida de mantener su cuerpo sano y libre de lesiones, así que conocen perfectamente de ahorro de energía y evitar riesgos innecesarios, es decir, en caso de que una madriguera con crías sea atacada por un macho, la hembra no protegerá a las crías, lo considera una batalla perdida, en algunas ocasiones, si ella siente el aroma cercano a un macho intruso, ella misma es capaz de acabar con su descendencia. Así que como podrás comprender, los hurones no son muy buenos protegiendo a sus propietarios.

Sin embargo no todo está perdido, los hurones si son agradecidos y tienen una excelente memoria, así que con el paso del tiempo, irán reconociendo el carácter y papel de cada uno de los integrantes de tu familia. Conforme este tiempo avance, reconocerán a quien o quienes le dan de comer, quienes lo apapachan, quien lo regaña y hasta a quien le tiene miedo. De esta manera un hurón buscará consuelo en su protector y tratará de evitar a aquel integrante a quien no le simpatiza, sin embargo, desafortunadamente también son rencorosos, caprichosos y saben muy bien llamar la atención, por lo que son capaces de destruir “peluches preferidos”, dejar caer discos compactos u orinarse en los planos y maquetas que se tienen que entregar al día siguiente, sí, estas y otras historias me han contado algunos propietarios de esta singular mascota.

Por otro lado, sí llegan a proteger su territorio, tal vez no como nosotros quisiéramos y mucho menos como un Doberman lo pudiera hacer, sin embargo, algunos ejemplares de fuerte carácter si son capaces de transmitir su molestia por medio de morder a algún extraño que esté invadiendo su casa o sillón favorito. Este comportamiento puede ser más notorio si otro hurón o un perro osara ocupar su espacio o su hamaca consentida. El hurón se hará notar por medio de una mordida a la nuca en caso de que le sea posible y si el invasor es muy grande, no le caerá mal morder un dedo del pie, pata, oreja o naricita curiosa. Cabe destacar, que estas mordidas generalmente suelen ser de advertencia y casi nunca son de gravedad.

Si se lo está preguntando, a diferencia de otras especies, ni el macho ni la hembra destacan por ser más protectores, esto depende principalmente del carácter y jerarquía del hurón, así como de su apego a la familia; de la misma forma que otras mascotas, hay hurones que simplemente son una mascota más y hay otros que verdaderamente se vuelven integrantes de la familia.

Después de todo esto, estará de acuerdo conmigo de que más bien es de guardar y proteger más de que guardia y protección, sin embargo, los hurones a lo largo de su trayectoria junto al hombre han sido utilizados con éxito como exterminadores de plagas, en deportes como la cetrería, en importantes trabajos de investigación como el estudio de diversos tipos de cáncer, en la detección de narcóticos, y en trabajos tan curiosos y extraños como el cableado para la televisión en zonas de difícil acceso como en la boda religiosa del Príncipe Carlos de Inglaterra.