Hurones ¿una mascota para ti?

Incluir un nuevo integrante a la familia es una decisión importante, esta nunca debe ser consecuencia de un impulso, “simplemente por que es un cachorro precioso”. En todo momento, debes estar preparado para tener una mascota, así que considera primero los siguientes puntos:

1. Los hurones requieren de cuidados, así como alimento y agua fresca. Una jaula limpia y un esquinero que requiere de una limpieza diaria. ¿Estás preparado para comprar lo accesorios y asearlos?

2. ¿Estás conciente de lo que es tener un cachorro? Si eres una persona muy ocupada y no cuentes con una hora libre al día para ofrecérsela a tu hurón, tal vez será conveniente que pospongas la compra.

3. Si tu departamento o casa no es propia. ¿Te van a permitir tener un hurón, a pesar de que sean pequeños y poco ruidosos?

4. Si sales de vacaciones, deberás contar con alguien que lo cuide durante tu ausencia o contar con una pensión que conozca de hurones.

5. Así como los perros huelen a perro, y los gatos a gato, no debes olvidar que los hurones tienen un aroma característico.

6. Si hoy quieres tener un hurón, ¿estas seguro que lo quieres el próximo año?, recuerda que viven de 5 a 8 años.

7. Los hurones requieren un alimento especial de alta calidad como Mazuri o ZuPreem Ferret Diet, ¿estás dispuesto a comprarlo?

8. Los cachorros son curiosos, inquietos y requieren de educación, ¿estás dispuesto a consentirlo pero a la vez disciplinarlo?

9. Los hurones no pueden ser mascotas de bebés, ¿estás dispuesto a ser tú el responsable?

10. ¿Tienen roedores o aves en casa? Los hurones son excelentes cazadores, así que tendrán que mantenerse a buena distancia unos de otros.

11. Al tener una mascota en casa, deberás cambiar ciertos hábitos como el tener puertas abiertas y dejar objetos pequeños regados por la casa. ¿Ya lo habías pensado?

12. Si tienes perros o gatos muy consentidos, requerirás de más tiempo y paciencia para lograr que convivan. ¿Estas listo para ello?

Hurón y gato

Fig 1. Los hurones y los gatos pueden llegar a ser grandes compañeros.

Una vez que hayas descubierto si los hurones son para ti, tendrás que saber si prefieres una hembra o un macho, o si vas a comprar uno o una pareja. Tanto el sexo como el color a elegir son decisiones totalmente personales, los machos y las hembras requieren cuidados y espacios similares y su comportamiento no cambia drásticamente. En realidad debes de fijarte en el carácter particular de cada animalito, con cual congenias y cual te llama más la atención. Al estar castrados, no existen cambios considerables entre sexos, sin embargo los machos si son más grandes que las hembras. Un macho adulto puede llegar a pesar 1.8 kilogramos mientras que su contraparte sólo 900 gramos.

Por otro lado, si nunca has tenido hurones, nosotros te recomendamos que primero compartas con uno y ya que ambos se hayan acoplado y conocido, si lo deseas incorpores otro miembro a la familia.